una escoba parada en la puerta


una escoba parada en la puerta
atañe comentarios de abandono
el vecindario se inmiscuye justamente en el caso

es importante barrer esa acera
reimplantar el orden inmediatamente

ese palo melenudo debe someterse a su labor
un escándalo

debe abandonar su inactividad
profusa y obscena

la escoba es invitada a salir de la ciudad
las turbas le acompañan hasta la entrada
dejándola apoyada en el cartel que nombra el lugar

allí queda como escarnio
denominando la moral pulcra de sus habitantes